Con miras a ilustrar más cabañas

Ayer hice unos bocetos para el diseño de un chalet, para un señor muy respetado, elocuente, amante de la lectura y de la enseñanza. Que bueno es poder ser útil, y de paso, ayudar en algo tan hermoso como lo es diseñar un hogar, un lugar sagrado para la familia, inmerso en la naturaleza.

Porque eso es lo que son las cabañas, unos recintos llenos de armonía, y rodeados de seres, de olor a tierra, a río, a pino. Muchas veces, en las lomas, y en los caminos que llevan a las casas en las zonas más altas, se escucha el viento con tanta potencia, que nos recuerda nuestra pequeñez.

El saludo de Dios en el viento, en la libertad de las aves que se toman un segundo para mirarnos, y así, siendo conscientes de nuestra presencia, nos tratan con respeto y ademanes celestes. Gratitud al espíritu de verdad, respeto, honestidad, caridad, paz. Gratitud amados seres de todas partes.

Posadas-3---100-#100PAISAJES-1080